Jatobá

Madera muy dura de color beige pardo rosado al pardo rojo con finas vetas y cierto brillo. De fibra recta aunque a veces algo entrelazada. Es muy resistente frente a hongos e insectos lo que la hace ideal para su uso al exterior y donde existe una humedad constante. Su aserrado es fácil pero requiere herramientas de gran potencia. El encolado y engrapado es sencillo pero recomdable solo para interior, el clavado y atornillado es complicado y requiere experiencia. Presenta un muy buen acabado.
Sus usos son en pisos, terrazas, muebles, miembros estructurales, gabinetes, puertas, ventanas, escaleras, construcción naval, esculturas, instrumentos musicales.